Acerca de

…floreciendo de la unión con la práctica del yoga en una vida pasada,de la huella que dejó en mi consciencia, surge en mi una inclinación, un deseo natural oanhelo por la unión con la práctica en esta vida presente…

Hace ya unos años que contacte por primera vez con el Hatha Yoga, despertándose en mi sensaciones y sentimientos desconocidos.

Durante años practiqué compaginándolo con mi pasión y trabajo como botánica en Granadapreguntándome en ocasiones porqué no hacia algo con el Yoga…..sentía la necesidad de compartirlo con los demás.

No fue hasta que mi hija llegó al mundo cuando los sentimientos, pensamientos y prioridades que fundamentaban mi vida variaron, comenzó a tomar forma todo aquello que desde años antes estaba en mi interior, sentía que un cambio vendría.

Entonces llegó a mi vida el Ashtanga Yoga, estoy segura que no fue por casualidad. Sin saber muy bien en que consistía ese estilo de Yoga, su práctica diaria me cautivo, la concentración, los movimientos, su filosofía… se entreabrió ante mi la puerta que dejaba ver el sendero hacia un sistema de Yoga cautivador, hacia una vida más consciente.

Al final el cambio se materializó, dejé ciertas cosas atrás y comencé a sumergirme con mayor profundidad en la práctica de Ashtanga Yoga.

Durante este tiempo, poco a poco, he dejado que la práctica diaria me enseñe, que los alumnos me enseñen, que mi hija me enseñe…..que los maestros como Dena Kingsberg, Jose Carballal, Pepe Más, Peter Sanson y sobre todo Eddie Stern.. me enseñen….me enseñen….me enseñen…

Ahora, palabra que pronuncio con toda mi ilusión, me emociona sentirme cada día más feliz y presente, volver a mi tierra Almeria donde quiero compartir con vosotros este espacio para la práctica y enseñanza del Ashtanga Yoga según la tradición de Sri. Pattabhi Jois, un espacio donde tomarnos un tiempo para INSPIRAR y ESPIRAR.

Pero en este espacio también tienen cabida otras cosas, no creo que fuese tampoco por casualidad mi encuentro con ellas ni con personas como Tere Puig o Jader Tolja. Personas que con su sabiduría y sensibilidad han sabido transmitirme la posibilidad de sentirnos desde otra perspectiva diferente a la habitual experimentar, ya seamos hombres o mujeres, nuestro propio cuerpo, conocerlo, respetarlo….

Entre estas personas ocupan un lugar especial las mujeres, seres salvajes e instintivos que durante el embarazo son capaces de albergar en su interior la vida. Acompañar a esas mujeres y a los/las bebes está siendo uno de los mayores regalos para mi, experiencia incomparable,  potente,  conmovedora….

Gracias a todos y todas. Namaste!